Noticias

Organizadores Profesionales de Congresos.

Organizadores Profesionales de Congresos.

Se reglamenta la actividad de los Organizadores Profesionales de Congresos (Organizadores).

El poder Ejecutivo, a través del decreto 68/017, promulgado con fecha 13 de marzo de 2017, ha reglamentado la actividad de los Organizadores.

El referido decreto define a los Organizadores como aquellas personas físicas o jurídicas cuya actividad consista en organizar, planificar, dirigir, ejecutar o asesorar reuniones de carácter nacional, regional, internacional, gubernamental, de empresas, de asociaciones, corporaciones, seminarios, congresos, conferencias, convenciones, exposiciones, ferias y afines; siendo contratados por terceros al efecto o generando eventos propios. Su actividad principal consiste en: asesorar, planificar, organizar, dirigir y ejecutar las reuniones referidas previamente.

Adicionalmente, el referido decreto resulta aplicable cuando la convocatoria o invitación suponga la asistencia de residentes y no residentes, cualquiera sea la cantidad de los mismos, o cuando la temática o motivo del evento resulte pasible de tener trascendencia regional o internacional.

Cabe destacar que la falta de habitualidad o regularidad en la organización de los referidos eventos no exonera a los Organizadores del cumplimiento de la reglamentación referida.

Sin perjuicio de lo anterior, el decreto 68/017 exonera del régimen previsto en el mismo a las entidades de enseñanza pública o privada habilitadas, que desarrollen directamente por sí y en forma eventual (dos eventos por año civil) las actividades antes referidas. Tampoco quedan comprendidas en las previsiones del decreto, aquellas entidades que organicen reuniones en forma eventual, cuando no constituya su giro principal y no se dirija al público en general.

Asimismo, los Organizadores deberán cumplir con ciertas obligaciones, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Inscribirse en el Registro de Prestadores de Servicios Turísticos, para lo cual deberá presentarse la información detallada en el artículo N° 7.  La inscripción tendrá una vigencia de cinco años con posibilidad de reinscripción.
  • Exhibir en locales, páginas web y toda otra forma de comercialización que se utilice, en forma visible, el número de inscripción en el Registro de Prestadores de Servicios Turísticos.
  • Comunicar en forma fehaciente al Ministerio de Turismo de modificaciones en los datos proporcionados para la inscripción dentro del plazo de 10 días desde su acaecimiento.
  • Llevar un “Libro de Quejas” certificado por el Registro de Prestadores de Servicios Turísticos. Esta exigencia podrá suplirse por alternativas informáticas suficientemente difundidas y fácilmente accesibles por el usuario.
  • Comunicar al Ministerio de Turismo, dentro de las 72 horas hábiles, todo asiento realizado en el “Libro de Quejas” o a través de la página web.

En caso de cese de la actividad, deberá comunicarse el mismo dentro del plazo de 30 días de operado.

Como último punto, cabe destacar que el incumplimiento de las prescripciones establecidas en el decreto dará lugar a la aplicación de sanciones.            

Volver